Náhuatl
Invasión del hábitat, factor que favoreció al contagio del COVID-19
Invasión del hábitat, factor que favoreció al contagio del COVID-19
22 Mayo 2020

- Rodolfo Lacy Tamayo, director de Medio Ambiente de la OCDE, señaló que la pandemia afectó a los sectores turístico, automotriz y construcción.

- La crisis sanitaria también generó oportunidades de negocios en productos de salud, servicios médicos y comunicación.

CIUDAD DE PUEBLA, Pue.- El director de Medio Ambiente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Rodolfo Lacy Tamayo, aseguró que los daños a los ecosistemas, la invasión de hábitat y tráfico de especies crearon las condiciones adecuadas para que los agentes patógenos de los animales puedan trasmitirse al ser humano, tal como sucedió con el COVID-19.

Durante su participación en el ciclo de conferencias virtuales organizadas por la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (SMADSOT), destacó que no deben abandonarse las normas ambientales vigentes como parte de los programas de recuperación por los efectos causados por la pandemia.

El integrante de la OCDE señaló que temas como medio ambiente, salud y economía guardan relación, por lo que para mitigar los efectos de la crisis sanitaria deben estimularse a las empresas con procesos tendientes a reducir la contaminación, gestionar el manejo de los residuos -en especial los biomédicos y sanitarios-, e impulsar la transición hacia el uso de energías limpias.

Indicó que, como parte de la contingencia sanitaria, la reducción de movilidad impactó negativamente a sectores como el turístico, transporte aéreo y marítimo, automotriz, petróleo, gas y construcción, al tiempo que abre oportunidades de negocios en productos de cuidado personal y salud, servicios médicos, información, comunicación y e-commerce.

En lo financiero, Lacy Tamayo estimó que el aislamiento por la pandemia genera pérdidas del 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), pero que, ante la urgencia de recuperación económica, no deben menospreciarse el impacto de la salud pública si el desconfinamiento se ejecuta en etapas tempranas.

Agregó que otro de los efectos de la pandemia, es que las emisiones de dióxido de carbono descendieron a una escala sin precedente. No obstante, la reducción no es un resultado definitivo sino circunstancial y revela que en materia ambiental los 37 países integrantes de la OCDE y la comunidad internacional, en su conjunto, deben trabajar hacia adelante.

En su momento, la titular de la SMADSOT, Beatriz Manrique Guevara expresó que la crisis biológica y ambiental alteraron la comunicación y el desarrollo de las actividades, por lo que fue necesario instrumentar estrategias para promover la interacción frente a la condición de aislamiento recomendada como prevención ante el contagio del COVID-19.

Gobierno del Estado de Puebla